“POBRE DE NOSOTROS SI PENSAMOS QUE LOS MUERTOS ESTÁN MUERTOS; HOY ESTÁN MAS VIVOS QUE NOSOTROS”

  

BOGOTÁ (Colprensa). Las víctimas del conflicto armado de Bojayá solicitaron al presidente de la República, Juan Manuel Santos, una audiencia para explicar su posición frente a los resultados de las votaciones del plebiscito y pedirle que salvaguarde los aspectos fundamentales del acuerdo entre el Gobierno y las FARC.

“Los actuales acuerdos de paz, firmados el pasado 26 de septiembre, nos hicieron creer que La Paz es posible y ahora urgimos al presidente Santos, a las FARC y a toda la sociedad colombiana a que se respete el SI, del 96 % de la población de Bojayá, y a que se implemente el Acuerdo de Paz, tal como se negoció en La Habana”, aseguraron.

Los representantes de las víctimas, quienes el 16 de diciembre de 2014 se reunieron con la delegación de negociadores de las FARC y quienes han trabajado activamente por los derechos de las personas que han padecido la guerra durante 52 años (pero más intensamente hace 14 años cuando la histórica masacre los convirtió en un territorio de sobrevivientes), aseguraron que los votantes por el No tienen una deuda con los habitantes de Bojayá, ya que ellos si han vivido la violencia en carne propia.

“No es justo que ellos (los votantes del No), puedan votar e influir en nuestras vidas o nuestras muertes y que nosotros no influyamos en las políticas que a ellos y ellas los afectan. Bojayá ya ha hecho su sacrificio para que todos los colombianos vivamos en paz, al perdonar, ahora todas y todos deberían aceptar el Acuerdo de paz, incluyendo a quienes nunca han padecido el conflicto directamente, pero aún así se atrevieron a votar en contra de La Paz en nuestros territorios”, señala un comunicado.

Para el representante de las victimas, José de la Cruz Valencia, el presidente Juan Manuel Santos no debe tomar como único interlocutor valido al Centro Democrático, sino que si el centro del acuerdo son las víctimas, debe analizar el mapa de las votaciones en que las poblaciones más afectadas de la violencia decidieron por el si.

JURISDICCIÓN PARA LA PAZ

Las víctimas expresaron que la jurisdicción especial permite una justicia restauradora y que los actores del conflicto puedan pagar sus penas reparando a las víctimas: “¿Qué beneficia más a las víctimas, que con nuestros impuestos se mantengan a las victimarios dentro de una cárcel o que ellos mismos contribuyan a la construcción social, por ejemplo que bueno sería que nos ayudaran a construir el sendero que queremos para la nueva Bellavista y el lugar donde ocurrió la masacre”, dijo De la Cruz.

Igualmente, otro de los representantes de la población de Bojayá, Eleodoro Machado, opinó que la realidad de las víctimas "no va a cambiar porque un comandante de la guerrilla vaya a la cárcel 20 años, es mejor que ayude a reconstruir”.
 
CESE EL FUEGO BILATERAL

El cesé el fuego bilateral ha mantenido a la región en calma y se teme que después del 31 de octubre (o de cualquier otra fecha), se reinicie la confrontación armada, por ello, el pueblo de Bojayá le recuerda al Estado que es su obligación protegerlos.

De acuerdo con De la Cruz Valencia, en esta comunidad del Chocó, en que predomina la población negra e indígena, el cese el fuego a permitido que los habitantes no vivan más en hostigamiento, no han habido minas antipersonal, ni vacunas.

“Bojaya se había marchitado, ahora está floreciendo. Ya se ve a lado y lado del Atrato la gente cultivando el plátano, el arroz, se ve la alegría en la cara de la gente, porque ya respira tranquilidad y se nota otra ambiente solamente con la implementación del cese el fuego, esto nos da la esperanza de que la realidad de la paz puede llegar a ser”, agregó.

Machado, por su parte, habló acerca de la tranquilidad con que se ha navegado en el Río Atrato desde que inició el cese de hostilidades.

INVITACIÓN A ÁLVARO URIBE

La invitación de reunirse con el presidente Juan Manuel Santos fue extendida al expresidente Álvaro Uribe y al exprocurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez.  De igual modo, la población los invitó a vivir en el territorio por una temporada “para que comprendan como es estar en medio del conflicto que nos afecta y de la pobreza”.

“Al expresidente Uribe, al exprocurador y a quienes votaron No, les contamos que la violencia producida por los paramilitares, la fuerza pública y la guerrilla en Bojayá nos arrancó familiares y amigos, y destrozó nuestros proyectos de vida, pues puso en jaque el control sobre nuestros territorios. Nosotros queremos La Paz. Queremos el Acuerdo y no aceptamos más política de guerra”, aseguraron.

También se hizo un llamado para que no se hagan cambios a los textos de La Habana que incurren en tiempos dilatorios para la paz, que no se renegocien los acuerdos, sino que se implementen  inmediatamente para garantizar que se cumplan.
De la Cruz, envió un mensaje a Álvaro Uribe: “escuche el planteamiento de las víctimas y no se centre solo en los intereses políticos del Estado”.

“Nosotros ya hicimos el primer sacrificio que fue sentarnos con uno de los actores que nos ha causado tanto dolor y si Colombia quiere alcanzar el objetivo máximo de la paz, también nos toca dejar atrás la mentalidad guerrerista”, agregó De la Cruz Valencia.

Libros e Informes

MISIÓN DE OBSERVACIÓN
Informe de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos sobre su Misión de observación den el Medio Atrato (20-05-2002)
BOJAYÁ, LA GUERRA SIN LÍMITES
Informe del grupo de memoria histórica de la comisión nacional de reparación y reconciliación
INFORME DEFENSORÍA DEL PUEBLO
Informe defensorial sobre la situación de derechos humanos y desplazamiento forzado en el municipio de Bojayá, Atrato Medio

Sobre el comite

Procesos con

               

Back to Top